Back to top
supraspinatus banner

Tratamiento eficaz contra el traumatismo por supinación

En el siguiente caso práctico, presentamos un uso eficaz de Guided DolorClast®️ Therapy (GDT) en pacientes con traumatismo por supinación (un esguince que suele ocurrir al hacer deporte). El tratamiento fue llevado a cabo por el fisioterapeuta Thomas Maier en Unterschleißheim, Alemania. Es especialista en el campo de la rehabilitación con amplia experiencia. En su día a día, ofrece tratamientos con ondas de choque y láser de alta potencia a sus pacientes. Maier decidió combinar el potencial de DolorClast®️ Radial Shock Waves y DolorClast®️ High Power Laser durante el tratamiento haciendo uso de la reciente y exclusiva Guided DolorClast®️ Therapy. ¡Siga leyendo para descubrir cómo el protocolo GDT de 6 pasos puede beneficiar a su consulta!

Imagen
thomas maier

Sobre el autor

Thomas Maier es fisioterapeuta, OMPT-DVMT | HP-PT y terapeuta manual reconocido internacionalmente (IFOMPT) con su propia consulta en Unterschleißheim (TMPHYSIO therapy & training). Es un especialista con amplia experiencia en el campo de la rehabilitación y ofrece a sus pacientes tanto la terapia de ondas de choque como el tratamiento con láser en su consulta diaria.

tm physio logo TMPHYSIO Therapie
 Edisonstraße 16, 85716 Unterschleißheim, Germany
 https://www.tmphysio.de

GDT contra el traumatismo por supinación

Guided DolorClast® Therapy (GDT) es un nuevo concepto de tratamiento basado en la combinación de tratamientos, dedicado a médicos que quieran tratar de manera rápida, segura y con eficacia al 90 % de sus pacientes que padezcan de un trastorno osteomuscular.

Los traumatismos y lesiones por supinación de los tejidos blandos son afecciones osteomusculares muy comunes. Haga clic aquí y conozca más sobre las indicaciones comprobadas clínicamente y la aplicación de GDT en afecciones osteomusculares.

Guided DolorClast®️ Therapy: 6 pasos, 1 objetivo: pacientes sin dolor

Paso 1: Evaluación y participación

Un paso importante para la eficacia de cualquier tratamiento es valorar el historial médico del paciente y realizarle un reconocimiento médico. Esta vez, Maier pasó consulta a una mujer jubilada que refería un esguince mientras hacía deporte. Un traumatólogo realizó un estudio de ultrasonido poco después de la lesión. Se confirmó la lesión del ligamento fibulotalar anterior con una hinchazón significativa de los tejidos blandos de alrededor y un hematoma considerable. Se localizó un edema en la médula ósea en la zona media del maléolo. La valoración inicial de Maier dos días después de la lesión desveló un patrón de marcha limitado y restricción del movimiento con dolor. La valoración del dolor tuvo un resultado de 7 de 10 en la escala analógica visual (VAS).

El médico decidió utilizar el tratamiento combinado de DolorClast® High Power Laser y DolorClast® Radial Shock Waves, proporcionándole a la paciente toda la información del tratamiento propuesto. Maier habló detenidamente con la paciente sobre todas las dudas relativas al tratamiento con ondas de choque y láser.

Paso 2: DolorClast®️ High Power Laser

Tomas Maier lleva muchos años utilizando un dispositivo de láser de alta potencia en sus consultas diarias. Por eso decidió aplicar el tratamiento láser para aliviar el dolor localizado y para preparar la zona en la que se aplicaría el tratamiento de ondas de choques radiales. La penetración del láser liberó energía en el tejido lesionado, lo que resultó en un mejor resultado clínico. En cada sesión, se administraba DolorClast® High Power Laser durante 3 minutos (λ=905 nm, 300 W máxima potencia, pulsado) en la zona con dolor. Maier dio 60 minutos de descanso entre la sesión láser y RSWT® para aumentar la cantidad de energía liberada relevante desde el punto de vista clínico sin causar dolor en la zona tratada.

Paso 3: DolorClast® Radial Shock Waves

Guiado por su amplia experiencia con el tratamiento de ondas de choque, Tomas Maier decidió que la aplicación de ondas de choque radiales sería la más beneficiosa para la paciente. Al principio del tratamiento, se establecieron los parámetros de la siguiente manera: tratamiento con ondas de choque radiales con el aplicador de 35 mm, frecuencia de 20 Hz, 8.500 impulsos, presión de hasta 2.8 bares, aplicación en la región lateral y medial del maléolo llegando aproximadamente hasta la mitad inferior de la pantorrilla y la zona interna del tobillo con el objetivo de aliviar el dolor y reabsorber el edema.

Ya en la primera sesión, el nivel de dolor disminuyó en un 1/10 en la VAS, se redujo la hinchazón del tejido blando y el patrón de marcha mejoró de manera significativa. Se aplicó una banda de comprensión. Además del tratamiento combinado, se utilizó la técnica manual conocida como «Movilización con movimiento» (Mobilization with Movement, MWM, Brian Mulligan).

El tratamiento anterior (High Power Laser, RSWT®, MWM) se repitió dos días después. La paciente no presentaba anomalías en el patrón de marcha ni hinchazón del tejido blando y se valoró el dolor en un 1/10 de la escala VAS.

Por último, se realizaron 2 tratamientos más con intervalos de cinco días: un pretratamiento láser, como se realizó anteriormente, y RSWT® con el aplicador de 36 mm, frecuencia de 20 Hz, 6.000 impulsos en la región lateral y medial del maléolo, hasta 3.8 bares. El objetivo era lograr la curación completa y reabsorber el edema de la médula ósea. La paciente no tuvo dificultades para realizar tareas cotidianas ni sentía ningún dolor.

Paso 4: DolorClast®️ Focused Shock Waves

En este caso particular, tras la valoración del estado de la paciente, el médico decidió usar DolorClast®️ Radial Shock Waves en vez de ondas de choque focales.

Paso 5: Rehabilitación

Para un tratamiento eficaz, la introducción de un programa de ejercicio individual es muy importante. Al principio, se realizó el tratamiento manual conocido como «Movilización con movimiento» (Mobilization with Movement, MWM, Brian Mulligan), que consistió en realizar una movilización pasiva, siguiendo las directrices de un médico, combinado con un movimiento activo del paciente. Ninguna de estas debería ser doloroso para el paciente. Según progresaba el tratamiento, la técnica MWM se llevó a cabo en una posición de inicio funcional: de pie y sosteniendo pesas. Posteriormente, se vendó el peroné distal con un vendaje funcional posterior-cranealmente. El concepto de vendaje Mulligan reduce la frecuencia de torsión del tobillo y garantiza una mayor seguridad en la marcha para el paciente.
Seis días después del traumatismo, se añadieron ejercicios de coordinación simples con una carga baja y lineal.

Paso 6: Seguimiento

Se reevaluó a la paciente al inicio de cada sesión. Se notó una mejoría significativa (dolor, movilidad, rango de movimiento) desde la segunda sesión. Ocho días después de la lesión, ya podía realizar marchas nórdicas (5 km) sin dolor ni reacción posterior. La paciente continuó realizando el programa de rehabilitación para mejorar la fuerza y la coordinación de manera independiente, como parte de su rutina de ejercicio individual. Gracias a la rápida mejoría del dolor y de la movilidad, el cumplimiento del paciente fue muy bueno.

Mensaje final

Ayuda a tus pacientes con la combinación de tecnologías superiores en rehabilitación: DolorClast® High Power Laser y DolorClast® Radial Shock Waves. ¡Involucre a sus pacientes en el protocolo GDT de 6 pasos y mejore el tratamiento de las patologías osteomusculares!

 

Related products