Back to top
case study matthieu cambier

Guided DolorClast® Therapy - Solución eficaz para el tratamiento de la fascitis plantar

En el siguiente estudio de caso, describimos el uso eficaz de la Guided DolorClast® Therapy (GDT) en un paciente de 62 años con fascitis plantar bilateral. El tratamiento fue realizado por el fisioterapeuta Matthieu Cambier, que ejerce en Bourg-en-Bresse (departamento de Ain) en Francia. Es especialista en reumatología con 22 años de experiencia. En su práctica diaria, utiliza la terapia de ondas de choque desde hace 11 años y la terapia láser de alta potencia desde hace 7 años. Decidió combinar el potencial de DolorClast® Radial Shock Waves y DolorClast® High Power Laser durante un tratamiento de 6 semanas utilizando la nueva y única Guided DolorClast® Therapy. 

Siga leyendo para saber más sobre el protocolo GDT de 6 pasos y cómo puede mejorar su consulta. 

GDT para la fascitis plantar

La Guided DolorClast® Therapy (GDT) es un nuevo concepto de tratamiento basado en las terapias combinadas, para los profesionales que desean tratar con éxito, rapidez y seguridad al 90% de sus pacientes con trastornos musculoesqueléticos (MSK).

Más información sobre la GDT

La fascitis plantar es una de las principales indicaciones de la Guided DolorClast® Therapy. Haga clic aquí para obtener más información sobre la patología en sí y la aplicación de la GDT para esta afección específica.

Veamos un ejemplo del uso de la Guided DolorClast® Therapy para la fascitis plantar en la práctica diaria.

case study matthieu cambier

 

Guided DolorClast® Therapy - 6 pasos, 1 objetivo: ayudar a los pacientes a vivir sin dolor.

Paso 1: Evaluar y motivar

La realización de una historia clínica completa, seguida de una evaluación funcional pasiva y activa completa del paciente, es un paso esencial para el éxito del tratamiento. En este caso, Matthieu Cambier examinó a un jubilado de 62 años que se quejaba de dolor bilateral en los talones. Llevaba 4 años presentándolo, alcanzando varias intensidades, de leve a grave. Por tanto, se identificó correctamente como crónico. Se valoró con un 7 sobre 10 en la Escala Visual Analógica (EVA) del dolor. El paciente también explicó que le dolía más el talón derecho, aunque el izquierdo "seguía el mismo camino". El dolor solía aparecer por la mañana y empeoraba al caminar y estar de pie. El paciente había estado utilizando plantillas ortopédicas durante dos años, lo que le había aportado cierta mejoría. Además, el paciente estaba sometido a un doloroso tratamiento por un cáncer de colon.

Matthieu Cambier diagnosticó a su paciente una fascitis plantar bilateral tras tener en cuenta la historia clínica y la exploración física. 

El médico decidió utilizar un tratamiento combinado con DolorClast® High Power Laser y DolorClast® Radial Shock Waves, tras informar exhaustivamente a la paciente del curso de tratamiento propuesto. Discutió detalladamente todas las dudas sobre el tratamiento con ondas de choque porque el paciente estaba un poco preocupado: había oído que podía ser doloroso.


Paso 2: DolorClast® High Power Laser

El fisioterapeuta Matthieu Cambier lleva 7 años utilizando un láser de alta potencia en su práctica diaria. Tal y como afirma en su comentario sobre el caso: "Propuse utilizar el láser en la primera sesión como tratamiento previo antes de aplicar las ondas de choque radiales. Sin embargo, sólo combiné estas técnicas en el lado derecho, que era más doloroso". A pesar de sus preocupaciones iniciales, el paciente accedió a probar el tratamiento doble en un solo lado, lo que le permitió comparar los resultados con y sin el uso previo del DolorClast® High Power Laser.

Durante cada sesión, se administró un protocolo de láser de alta potencia de 3 minutos en la zona dolorosa: el borde anterointerno del talón. Cabe destacar que no fue necesario ningún tratamiento con fármacos analgésicos durante la terapia.

Paso 3: DolorClast® Radial Shock Waves

Guiado por sus 11 años de experiencia en la terapia de ondas de choque, el médico concluyó que la aplicación de ondas de choque radiales sería más beneficiosa para el paciente. El tratamiento completo requería 6 sesiones semanales. Los parámetros fueron los siguientes

  • talón derecho: DolorClast® High Power Laser 3 min - 5 min de pausa - RSWT® 2500 pulsos en la superficie dolorosa, frecuencia 20 Hz, presión de aire 2,5/3 bares (modo ráfaga)
  • talón izquierdo: RSWT® 2500 pulsos en la superficie dolorosa, frecuencia 20 Hz, presión de aire 2,5/3 bares (modo ráfaga).

El paciente declaró que se sentía más cómodo cuando las ondas de choque radiales se aplicaban en el lado pretratado con el DolorClast® High Power Laser. Esto confirma el valor del enfoque combinado de la Guided DolorClast® Therapy.

Paso 4: DolorClast® Focused Shock Waves

En este caso concreto, tras evaluar el estado del paciente, el médico decidió utilizar ondas de choque radiales (DolorClast® Radial Shock Waves) en lugar de ondas de choque focalizadas.

Paso 5: Rehabilitar

La personalización del programa es un paso esencial para el éxito del tratamiento. En el caso de la paciente de Matthieu Cambier, se trata de estiramientos de los pies (en dorsiflexión), utilizando una banda elástica, y de un automasaje de los pies (plantas y pantorrillas) con una pelota de tenis/golf. Afortunadamente, la paciente estuvo muy atenta y los ejercicios de rehabilitación no plantearon ninguna dificultad especial. Además, el profesional aplicó cintas de kinesiología después de cada sesión. El kinesio taping puede mejorar considerablemente la eficacia del tratamiento.

Cabe señalar que cualquier programa de rehabilitación sólo es eficaz si se lleva a cabo de forma sistemática. De hecho, la eficacia del programa depende en gran medida del rendimiento diario del paciente en casa. Corresponde al terapeuta explicar la importancia del trabajo individual regular para mantener los efectos de las sesiones semanales.

Paso 6: Hacer un seguimiento

Se realiza una reevaluación al inicio de cada sesión; se observó una mejora significativa al comienzo de la 3ª sesión. El paciente pudo reanudar sus actividades cotidianas sin dificultad a partir de la 6ª semana de tratamiento.

La aplicación del DolorClast® High Power Laser mejoró significativamente la comodidad del paciente durante las sesiones. Con la longitud de onda especialmente seleccionada, el DolorClast® High Power Laser proporcionó un efecto analgésico rápido y potente sin necesidad de utilizar analgésicos convencionales. Por lo tanto, era más fácil suministrar la potencia necesaria para un tratamiento eficaz. La introducción del protocolo GTD ha mejorado sin duda el proceso de curación del paciente.

El mensaje para llevar para mejorar su práctica

La fascitis plantar es una afección común que puede encontrar en su práctica diaria. La Guided DolorClast® Therapy es una excelente guía de tratamiento que le permite mejorar la experiencia del paciente y promover la curación. El uso combinado de tecnologías avanzadas: Tres minutos de DolorClast® High Power Laser, 5 minutos de pausa, 2.500 pulsos de DolorClast® Radial Shock Waves, combinado con una evaluación, motivación, rehabilitación y seguimiento adecuados, ¡ayuda a sus pacientes a volver a ponerse en pie!

Related products