Back to top
treatment of polyarthritis with DolorClast Laser

Guided DolorClast® Therapy para la artritis poliarticular de ambas manos

En este nuevo estudio de caso de Peter Stiller, puede ver cómo la combinación del DolorClast® High Power Laser y el DolorClast® Radial Shock Waves puede mejorar drásticamente el estado de un paciente que sufre artritis poliarticular en ambas manos.

Elija la combinación de tratamiento segura, rápida y eficaz:
DolorClast® Radial Shock Waves y DolorClast® High Power Laser

En este estudio de caso concreto, el médico generalista y experto en ondas de choque Peter Stiller (Augsburgo, Alemania) presenta a un paciente que sufre artritis poliarticular en ambas manos.

Peter Stiller es un experto en el tratamiento con ondas de choque, lo ha utilizado ampliamente durante los últimos años y ha dado múltiples conferencias sobre el tratamiento con ondas de choque para la Academia Suiza DolorClast®. Por estos motivos, fue elegido para formar parte del grupo de especialistas que participaron en los ensayos de la Guided DolorClast® Therapy.

Atención, la artritis poliarticular de las manos no es una indicación aprobada de las DolorClast Radial Shock Waves (sólo está aprobada para la artrosis de rodilla) y fue tratada por Peter Stiller bajo su propia responsabilidad.

El estudio de caso que se comenta en este post, aparecido en la red alemana de medicina deportiva "Sportärztezeitung", destaca el uso eficaz de una combinación de diferentes terapias instrumentales dentro de un procedimiento de tratamiento exhaustivo. (Enlace).
En este artículo se examina el enfoque de tratamiento que consiste en combinar la terapia de láser de alta potencia con la terapia de ondas de choque, tal como recomienda la Guided DolorClast® Therapy.

Imagen
Sportärztezeitung logo

El material para este post fue proporcionado por cortesía de Sportärztezeitung.
Haga click aquí para obtener más información.

Imagen
gdt compass en

 

 

La Guided DolorClast® Therapy transforma las experiencias de los pacientes

Guided DolorClast® Therapy es el nuevo concepto de terapia holística de EMS: un enfoque de tratamiento en 6 pasos que combina la terapia láser, la terapia de ondas de choque y la rehabilitación que permitirá a sus pacientes decir adiós al dolor y hola a la libertad.

Centrarse en el paciente

Como se recomienda en el primer paso de la Guided DolorClast® Therapy, assess & engage, es fundamental tener en cuenta todos los aspectos de la patología del paciente y explicarle por qué está sufriendo y cómo la GDT le ayudará a mejorar.
Buscar sus antecedentes médicos, evaluar la cronicidad del dolor y realizar puntuaciones de la EVA harán que el camino de la curación sea mucho más claro y que el paciente se sienta más implicado en su recuperación. 

En este caso práctico de Peter Stiller, la paciente es una mujer de 54 años con una forma crónica (más de 3 meses de dolor) de artritis poliarticular en ambas manos.

El diagnóstico se estableció y confirmó con relativa rapidez, basándose en los antecedentes de la paciente de que tanto su madre como su abuela padecían esta enfermedad.

Para la paciente del Dr. Stiller, esta patología es especialmente incapacitante, ya que le impide desempeñar su trabajo de secretaria.

En su primera cita, mostró los principales síntomas característicos de la enfermedad, como el dolor y la inflamación de las articulaciones de los dedos. El dolor es agudo durante los apretones de manos (VAS 9-10) y los movimientos (VAS 6-8), y la extensión de los dedos es simplemente imposible.

Ya se habían probado varios tratamientos: "[...] AINE, gotas de novaminsulfona, paracetamol, vitamina D, baños de manos calientes y frías, bolas de compresión y reposo", pero "[ella] nunca estuvo sin dolor y los dedos estaban siempre hinchados".

En vista de la ineficacia de estos tratamientos, el Dr. Stiller decidió probar el tratamiento con DolorClast Radial Shock Waves como alternativa porque "[conocía] muchos casos de pacientes con artritis poliarticulares en los que la ESWT había aliviado muy a menudo el dolor rápidamente incluso cuando la poliartritis había sido previamente refractaria al tratamiento." Por desgracia, las molestias causadas por el tratamiento con ondas de choque por sí solo eran tales que no podía suministrar la cantidad de energía necesaria para un tratamiento óptimo.

Sin embargo, unos meses después tuvo la oportunidad de probar el DolorClast® High Power Laser en combinación con las DolorClast® Radial Shock Waves y comprobó que la combinación marca la diferencia.

Imagen
Stiller2_saezINT20-1024x477.jpg

DolorClast® High Power Laser y DolorClast® Radial Shock Waves
Ciega el dolor para suministrar la mayor dosis de energía 

Como se ha mencionado anteriormente, antes de tratar a su paciente con el enfoque combinado de la GDT, el Dr. Peter Stiller había intentado utilizar únicamente ondas de choque para tratar la artritis poliarticular de su paciente.

Comenzó el tratamiento con ondas de choque radiales con 5000 descargas a 0,3 bares en cada mano, utilizando una frecuencia constante de 20 Hz. El tratamiento se llevó a cabo semanalmente y, a la tercera sesión, el paciente pudo observar una mejora de la inflamación y el dolor.

Sin embargo, debido a las molestias experimentadas por el paciente, no se pudo aumentar la presión a más de 1,6 bares para la mano menos afectada y 1,2 bares para la mano más afectada.

Para que un tratamiento con ondas de choque sea óptimo, es fundamental suministrar la máxima densidad de energía al tejido dañado. En este caso, la presión de trabajo era demasiado baja para lograr resultados concluyentes, y el dolor y la inflamación volvieron a aparecer sólo tres semanas después de finalizar el tratamiento.

Aquí es donde entra en juego el DolorClast® High Power Laser. No queriendo quedarse en este "fracaso", cuando Peter Stiller recibe el nuevo DolorClast® High Power Laser, decide probarlo en esta paciente. Utiliza el protocolo GDT personalizado de 3 minutos con el modo manos libres en las zonas más afectadas por la patología.

¿El resultado? El Dr. Stiller pudo, 5 minutos después del tratamiento, aplicar ondas de choque radiales a una potencia de 2 bares sin que su paciente experimentara ninguna molestia. El tratamiento con láser de alta potencia le permitió administrar una dosis mucho mayor de ondas de choque a su paciente, lo que favoreció una mejor curación.

"El efecto [...] se percibió inmediatamente como mayor según el paciente y el alivio del dolor inducido por el rESWT incluso notablemente mejor que antes".

En la siguiente sesión de tratamiento, 5 semanas después de la anterior, Peter Stiller intenta utilizar la combinación óptima de tratamiento recomendada por Guided DolorClast® Therapy, dejando una pausa de una hora entre el láser y las ondas de choque, lo que "¡mejoró aún más los efectos!" y le permitió utilizar las ondas de choque radiales DolorClast® hasta 2,5 bares, lo que dio lugar a un rendimiento extraordinario:

El seguimiento esta vez después de 8 semanas [...] fue motivo de celebración, ya que el paciente incluso después de este tiempo seguía sin dolor y las manos ya no estaban hinchadas y se podían mover libremente.

 

¿Por qué funciona?

DolorClast® High Power Laser

Al diseñar el DolorClast® High Power Laser, se eligió especialmente la longitud de onda de 905 nm porque inhibe los nociceptores1.
Los nociceptores son neuronas sensoriales situadas en la terminación del nervio, que responden a estímulos potencialmente dañinos enviando señales de dolor a la médula espinal y al cerebro. Si se inhiben, no enviarán ninguna señal y, por tanto, el paciente dejará de sentir dolor.

Este potente efecto analgésico ya es evidente 5 minutos después de terminar el tratamiento y dura hasta 72 horas después del mismo.

1MEZAWA, S. et. Al, Archives of oral biology, 1988, vol. 33,9.

DolorClast® Radial Shock Waves

El tratamiento con ondas de choque permite la expresión de factores de crecimiento (PCNA, eNOS VEGF)1, lo que hace posible la formación de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis) en los tejidos con suministro de sangre. Este aumento de la circulación sanguínea favorece una curación más rápida de los tejidos tratados1.
Además, el tratamiento con ondas de choque activa las células madre mesenquimales2, lo que aumenta la formación de nuevas células para la regeneración de los tejidos lesionados.

1HOFMAN et al., J Trauma / CONTALDO ET AL., Microvasc Res 2012, 84:24:-33 / KIRSCH ET AL., J Surg Res 2016; 201:440-445
2WANG CJ, ISMST Newsletter 2006, Vol 1, Issue 1
 

Mejora de los resultados clínicos

El uso combinado de la terapia láser y la terapia de ondas de choque permitió a esta paciente recuperar la libertad de movimiento que su patología le había arrebatado. No tuvo que recurrir a los métodos alternativos más invasivos con importantes efectos secundarios, como la cortisona tópica u oral, las altas dosis de medicamentos no inflamatorios y el tratamiento con metotrexato.

Con Guided DolorClast® Therapy, trate a sus pacientes de forma rápida, eficaz y segura.

Related products