Back to top
Plantar fasciopathy main picture

Fasciopatía plantar

La fasciopatía plantar (PF) es un trastorno doloroso agudo o crónico de la fascia plantar que se extiende entre la tuberosidad medial del calcáneo y las falanges proximales de los dedos de los pies. 

Patología

Es la causa más frecuente de dolor plantar del talón, y representa aproximadamente entre un 11 y un 15 % de las consultas médicas por síntomas dolorosos en los pies. Su principal síntoma clínico es dolor de talón, sobre todo por la mañana o tras un periodo de descanso. Los pacientes suelen referir la remisión del dolor después de caminar. El origen del dolor generalmente se encuentra en la fascia plantar, es decir, en el tubérculo calcáneo medial. La flexión dorsal pasiva de los dedos de los pies puede agravar el dolor en algunos pacientes, sobre todo en aquellos con la fasciopatía plantar crónica. Los pacientes que sufren de PF crónica también pueden presentar inflamación de la almohadilla del talón.

 

Plantar fasciopathy

 

Esta enfermedad se diagnostica por sus síntomas clínicos. El diagnóstico por imagen se debería utilizar para descartar otras causas del dolor plantar del talón, o para confirmar el diagnóstico de la fasciopatía plantar, en caso de duda. Sin embargo, un examen histológico de muestras (biopsia)  extraídas a pacientes durante una cirugía para tratar síntomas crónicos ha revelado que la PF crónica está vinculada a cambios degenerativos en la fascia.

En consecuencia, la enfermedad se caracteriza mejor como «fasciopatía» que como «fascitis», y se asemeja a la situación que causan otros problemas por sobreesfuerzo del tendón.

En los Estados Unidos, se trata cada año a más de dos millones de personas de la fasciopatía plantar. A lo largo de su vida, hasta el 10 % de la población experimentará dolor plantar del talón.

Tanto los atletas como los ancianos suelen acudir al médico por un caso de PF. El tratamiento de la enfermedad debería iniciarse con medidas de tratamiento conservadoras, como por ejemplo: reposo, fisioterapia, estiramientos, ejercicios, plantillas para calzado, ortesis, férulas nocturnas, fármacos antiinflamatorios no esteroideos, e inyecciones locales de corticoesteroides. 

A los pacientes que no respondan al tratamiento conservador en el plazo de seis meses (entre un 10 % y un 20 % de los pacientes), se les puede someter a la terapia con ondas de choque radiales (RSWT).

En los casos más persistentes de PF, también se debería considerar la cirugía.

 

Riesgos de la terapia por ondas de choque con el uso del Swiss DolorClast®

Si está correctamente aplicada, la terapia por ondas de choque radiales (RSWT) con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® tiene sólo riesgos mínimos.
Los efectos secundarios pero no graves con el uso de este tipo de dispositivo son:

  • Dolor y malestar durante y después del tratamiento (no es necesaria anestesia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema)
  • Petequia
  • Inflamación y entumecimiento de la piel en la zona tratada

Estos efectos secundarios pero no graves con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® generalmente desaparecen dentro de 36 horas después del tratamiento.

Protocolo de tratamiento

Palpar

Localizar el área de dolor a través de la palpación y la biorrealimentación.

Marcar

Marcar el área de tratamiento.

Aplicar el gel

Aplicar el gel de acoplamiento para transmitir las ondas de choque a los tejidos.

Aplicar las ondas de choque

Aplicar las ondas de choque radiales o focalizadas en el área de tratamiento sujetando el aplicador firmemente sobre la piel.

Estudios clínicos

Descubrir nuestros productos

¿Necesita un tratamiento?
Encuentra una clínica cerca de ti.